Different Media City
               


Café des Artistes:

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Pause café:

DM Livre d'or
Newsletter
Forum
Petites annonces

DM asbl
DM Kids


"De fuego y de viento"
Ed. L’Arbre à Paroles, 1992
Extracto
Prólogo de Ángel Crespo



"Una prueba de amor"

Cuando en el "ahora"
vivimos el presente con peligro
y continuamos en el trapecio del circo,
conscientes del vacío que existe
entre nosotros y el público...
es señal de que existimos.
Cuando en el "ahora"
buscamos la razón de subsistir
en los rayos del sol naciente,
en los relámpagos y truenos,
en las primeras gotas de lluvia...
cuando nos embriagamos con los colores de la naturaleza
y los asimilamos a nuestra alma en peligro,
en el trapecio del circo...
es señal de que caminamos.
Cuando gozamos en el "ahora"
bebiendo vodka a las cinco de la mañana,
cuando nos admiramos del pan y del vino
gustados en solitario y
nos sentimos perdidos, acompados del público,
en el juego del circo...
es señal de que avanzamos.
Cuando en el "ahora"
- siempre en el trapecio -
nos damos en cuerpo y alma al público
sabiendo que en él se encuentra la mujer amada
- magen de necesidad - y
buscamos ansiosos su mirada
cerrando los ojos al mismo tiempo
en el momento del peligro...
es prueba de que amamos.





"Eros y tánatos"

Tus palabras, miradas y caricias
siempre van demasiado lejos...
Es la hora del silencio.
Cierra tus ojos y sosiega tus manos viajeras
Déjame entrar ya dentro,
descubrir el misterio
con que me tienes atado
corno cordero en el altar del holocausto.
Déjame beber de la fuente secreta
las heces del néctar de Venus
y embriágame como condenado
la noche antes de subir al cadalso.
Déjame experimentar de nuevo
el calor humedecido del himen de tu templo,
para purificar la sangre que corre por mis venas
y libar el sacrificio en los brazos de Eros.
Déjame entrar en la ciudadela;
profanemos juntos el santuario
Unamos el hierro al fuego y destruyamos...
- gozando de nuestros cuerpos -,
mientras llega el momento del triunfo
de nuestro enemigo Tánatos.





"Solo en la oscuridad"

¡Acércate ..., descúbrete!...
Noche de silencios azules,
Noche oculta al alba...
déjame ver tus sienes,
tu crin de potra salvaje,
tus labios en fuego,
tu sonrisa embrujada;
Leona de caderas aladas,
Prisión con rejas de plata...
abre tus brazos, tus pechos, tus entrañas...
no me dejes vegetar
en el sueño que me embarga.
Noche de silencios azules,
Noche oculta al alba...
ofrécete desnuda
- Reina de la Vía Láctea -,
deja caer las púrpuras y escarlatas
que velan el misterio que atesoras;
Pastora de la noche en la majada,
déjame beber la miel virgen de tus labios,
la leche de tu lengua en llamas,
déjame oler los aromas en la sierra de tu cuerpo,
del valle donde crecen las jaras,
déjame probar los frutos que en él guardas...
Zagala de silencios azules,
Mujer oculta al alba...
no me dejes solo en la oscuridad
esperando la luz de la alborada.





"Negra sombra"

Cuando hollo los caminos
una sombra me acompaña;
es la sombra del amor,
la sombra de tu alma
- sombra larga y lánguida -
que a tu voz alcanza,
sombra triste
que en la distancia
se torna en luna pálida;
es la sombra de la muerte
- muerte es tu ausencia -,
noche, amargura, tristeza...
sombra que me acompañas.
A veces siento frío
bajo el tórrido sol
de la estepa castellana,
me falta el calor de tu cuerpo,
es el frío de tu sombra que
sólo es sombra,
frío de la nada,
frío de tus caricias,
de tu sonrisa,
de tu presencia...
es la sombra de tu cuerpo,
la sombra de tu alma...
negra sombra
que nunca habla.





"De imágenes y de silencio"

Tú no estás hecha de carne y hueso,
tú estás hecha
de silencios y de imágenes en movimiento.
Cuando en el tiempo y en el espacio te siento
- siempre lejos -,
te confundo con el cometa de una noche estrellada,
con la caída de las hojas en otoño,
con las olas del mar en brazos de la playa,
con el zigzag de un rayo en noche de tormenta,
con la espuma del agua de una cascada,
con los saltos rítmicos de una corza,
con el quejido hondo de una guitarra,
con la melancolía de un tren que pasa...

Cuando te reinvento en el espacio y en el tiempo,
estas imágenes me hablan del viento,
de recuerdos...
en el silencio que tú guardas.





"Las palabras"

Las palabras también caminan,
vienen de lejos...
cansadas de repetirse,
en el ocaso del arnor
se suicidan...





"Amor muerto"

Soy un pozo ciego
donde guardo los recuerdos
de una Luna llena que ya no se mira en él,
porque ha preferido dejar el cielo-suelo
para vivir en la oscuridad el amor.
Soy un cementerio de sueños,
un barbecho donde só1o crece el dolor,
unos labios cansados de vivir el día
han hecho justicia en la noche
y - con mano negra -
han sembrado sal y vinagre en la tierra.
Soy desierto de comunicación,
una cárcel sin horizontes
donde el calor y la humedad del siroco me atormentan,
haciendo del tiempo espejismo
de lo que pudo ser nuestra unión.
Soy oquedad, vacío, huella...
que han dejado los ojos
del Águila-Luna que pasó;
soy garra de buitre
que conoció el festín de la pasión,
rapaz que no se resigna a hacerse carne
de la carne de un amor putrefacto
con el sueño del amor que murió.





¿Qué hay detrás de la noche?

la estela del cometa que pasó?
el hueco que dejó un beso brisado por el dolor?
la herida de una mirada preñada de amor?
tal vez la mancha de sangre del puñal que hirió?
el humo del fuego que la pasión encendió?
el perfume de una flor que en plena primavera se secó?
el sudor de dos cuerpos unidos en el trabajo y en el amor?
la alegría de un futuro que jamás se realizó?
el aliento de dos almas que el destino asfixió?
la memoria de una presencia y el vacío que dejó?
el eco de la palabra amor ... ?

Que os responda Ella...
que se fundió con la noche.





"Tiempo de amar"

No puedo destruirme con el dolor
de un amor individual perdido
cuando hay tanto vacío de amistad sobre la tierra,
cuando ésta está herida,
deformada por las cicatrices de la guerra,
dividida por fronteras infranqueables de colores,
culturas diferentes, ideas políticas, miseria...
No puedo destruirme con el egoísmo de un amor,
cuando hasta la sombra del hombre que me rodea
sangra de soledad y de tristeza,
cuando tengo una pluma y un papel
para comunicarme con vosotros
y haceros partícipes de un amor universal,
sin cadenas...
No tengo tiempo para destruirme
mendigando el "sueño" de un amor,
cuando el tiempo que me queda para amar
es corto...
La muerte no espera.


<-- Vuelta a las obras